Y Europa perdió la cabeza

Semana de dolor para la renta variable, con especial énfasis en los mercados de Europa. Las esperanzadoras velas de la semana previa, con un cierre mensual claramente alejado de los peores momentos de febrero, no frenaron a los osos. Europa se enfrentó, inmediatamente, a un nuevo e impresionante ataque bajista desde el siguiente acto. El día 1 de marzo fue duro, aunque lo más impactante iba a vivirse a finales de semana, con un viernes de impresionante dolor.

Así las cosas, la renta variable europea quedó completamente decapitado. Empezando por Alemania y terminando por España. A los elementos de corto plazo que fueron planteándose como potencialmente bajistas, en lo que he denominado como “muros de acero”, se suman por tanto, a pecho descubierto, patrones vendedores en un perfil temporal de corto/medio plazo. El IBEX35 en versión total return ya no es una excepción al estar por debajo de los máximos previos a la crisis sanitaria. Son varias las referencias que han vuelto a situarse bajo esa temible cota. A la espera de una confirmación por parte del capitán, el proceso alcista nacido en marzo de 2020 estaría finiquitado de facto para el marinero. Neutral o bajista a meses vista, en línea con el escenario que he venido describiendo mientras nos acercábamos a las súper-resistencias alcistas del mercado.

En el frente correlaciones, las noticias no son buenas. El crudo se encuentra a un paso de pulverizar los altos de 2013. Oro y plata plantean formaciones que apuntan a los máximos de los últimos años, cuando no a la subida libre en el caso del oro. El cobre ha batido los máximos marcados tras un año de lateralidad con el que se habría purgado el enorme rally desplegado desde marzo de 2020. El índice dólar ha perforado niveles de continuidad alcista en corto plazo, los bonos alemanes han repuntado fuertemente y el futuro del Bund se aleja de nuevo de las 165 figuras, tras una penetración de muy corto plazo nunca confirmada en cierre mensual… Hablamos de una referencia que parecía crítica a medio/largo plazo desde primeros de 2020, luego de una señal de venta en falso en gráficos del diario al semanal.

Estas son cuestiones que no van a arropar a los alcistas en Wall Street, última trinchera. La lucha que mantienen sus índices para sostenerse por encima de las principales referencias de corto/medio plazo está más cerca de perderse que la semana pasada, cuando una recuperación de última hora mantuvo a casi todas las espadas en alto. En Wall Street sólo ha dado su brazo a torcer el Russell2000, antes de que Putin se apoderase de nuestras vidas, pero a la luz de Europa y de las correlaciones que pueden considerarse directoras, no parece que el mercado norteamericano de renta variable vaya a ser sencillo el mantenerse por encima de las últimas referencias clave, para evitar un cambio de tendencia más allá de un corto plazo; donde hace ya semanas que todo cambió.  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s