Cubrir la inflación con inmuebles

Reconozco que navego con poca exposición, aunque con gran interés, en la bolsa actual. Mientras tanto, disfruto de actividades en el mundo del venture capital como la que he trabajado con mis socios norteamericanos en las últimas semanas. La nueva ronda de Kushki, ya convertida en unicornio, está resultando apasionante. Y desde luego disfruto de mi fondo inmobiliario, que lo ha vuelto a petar en el primer trimestre de 2022.

Os hablé de lo que viene haciendo en los últimos años, un 10% anual compuesto con una bajísima volatilidad. Es algo extraordinario que sólo se explica desde su especialísima tesis de inversión y lo solos que están en este negocio. Lo que quizá no os comenté es que el fondo no sufre del estrés de los mercados de valores. Ni padeció durante la crisis covid, ni lo ha hecho este trimestre.

En enero: 1,18% frente al 0,94% de 2021.

En febrero: 1,09% frente al 0,89% de 2021.

En Marzo: 0,99% frente al 0,9% de 2021.

Llueva, nieve o haga sol, la gente tiene que tener alquilar sus viviendas y el fondo cobra sus rentas. No hay mucho lugar a las sorpresas, es una hoja de cálculo. 3,26% en el primer trimestre frente al 2,73% del año 2021; en el que la rentabilidad final del fondo se elevó a un 13% anual desde el 11,1% del conjunto de 2020. La ocupación se situó en el 96,4%, manteniéndose en el 95/97% que viene presentando en su histórico. La morosidad, por otro lado cubierta mediante seguros de impago, se situó en el 0,94%. Nada nuevo en la oficina.

Un modo de enfrentarse a la inflación muy eficaz

La inflación es el motivo por el que este fondo se puede convertir en un salvoconducto. Si antes me encantaba, ahora lo adoro. El proyecto tiene capacidad para mantener estos buenos números aunque se limiten las alzas en los contratos por injerencia gubernamental. De hecho, de otro modo el fondo se saldría del mapa literalmente al tener cláusulas de actualización según inflación. Desciende, no queda otra, la rentabilidad descontada la inflación. Pero la rentabilidad nominal no. Más bien tendería a elevarse ligeramente por los efectos del IPC, que aunque encarece costes también eleva las rentas.

La inversión mínima es de 50 mil euros, como no puede ser de otro modo por las características del vehículo. Si te apetece saber más, escríbeme a cdoblado@hotmail.com y te cuento los detalles.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s