¿Salvará el miedo a las bolsas?

Japón, China y muchas referencias europeas, ya lo he contado, han dado su brazo a torcer: la tendencia alcista principal, retomada en marzo de 2020, ha visto patrones de vuelta. Lateral o bajista por tanto en zona de extraordinarias resistencias ascendentes. En Estados Unidos, salvo en el caso del Russell2000, eso no ha sucedido de un modo inequívoco. La recaída de las últimas semanas plantea un posible techo más allá de éste, con la tecnología como vector que añade presión al Standard & Poor´s 500.

Sin embargo, uno puede ver en índices como el Dow Jones de Transportes, el Dow Jones de Industriales o el NYSE en versión total return, que hay soportes importantes que aún no han dado su brazo a torcer. Lógicamente, así sucede en algunos índices de renta variable mundial donde la renta norteamericana es el centro del universo. 

La renta variable europea está aguantando bien en las últimas semanas, es cierto. Pero Europa ya se desestructuró en febrero. El rebote del Stoxx600 hasta su media móvil de 200 sesiones, presenta figura de vuelta con ruptura bajista el pasado lunes y un claro pull-back posterior. Cuestionan este patrón la corrección hasta ahora canalizada de índices como el AEX holandés o el DAX alemán.

La semana ha sido durísima, Amazon ha perforado brutalmente su zona de soporte clave en tendencia principal, confirmando con hueco de ruptura un gran patrón de cabeza y hombros (HCH) que rubrica el doble techo -t1t2- dejado hace meses. Deja con ello solas a Microsoft, Apple y Tesla como algunos de los pocos grandes valores no deteriorados.

El mercado presentó niveles de sentimiento inversor extremo  a finales de febrero en Investors Intelligence y la AAII. Eso sirvió para esperar un rebote, que llegó y fue intenso. Pero ni entonces ni ahora teníamos un completo kit de sentimiento extremo, motivo por el que he venido sugiriendo que una recuperación hacia los máximos no podía ser sostenible sin una recaída hacia zonas de soporte en uno u otro momento.

El kit completo nos lo daría un ratio put/call media 10 sesiones en zona extrema. Y sí, es cierto que puede que nos dirijamos hacia esa situación, pero como puede verse en el gráfico con el que pongo fin a esta tribuna, aún no es así. La parte baja de la gama extrema no parece muy lejana, pero es realmente por encima de 1,25 cuando se dan las grandes señales en tendencia. No olvidemos las grandes resistencias ascendentes a la hora de considerar que un suelo sostenible está a la vuelta de la esquina. Ni a la hora de ignorar la posibilidad de un gran techo dentro del ciclo alcista que mantenemos desdd 2009. Parece claro ya que, como venía temiendo durante el alza hacia la gran resistencia alcista de largo plazo del S&P500, estamos ante uno de esos techos. Y éstos son bien más grandes en tiempo, bien más grandes en profundidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s