Buscando el techo redondeado desesperadamente

Quizá te has vuelto loco buscando techos redondeados en tus horas más calientes de aficionado a los gráficos. ¡Con la de suelos que pueden verse! Claro, estás utilizando la escala incorrecta, y ahora ya lo sabes. Continúa leyendo Buscando el techo redondeado desesperadamente

Anuncios

¿Tiene importancia la línea de tendencia?

Introducía el concepto de directriz en mi anterior post, con el escepticismo habitual. Lo que intento casi siempre es que pueda darse cuenta de que la mayoría de la convicción técnica que hemos generado se basa en un tremendo acto de fe, en unos gráficos convenientemente escogidos en los que se ve lo que uno quiere “demostrar”… Si no fuera porque vivo de ello, diría que es puro humo. No es en nada extraño que el análisis técnico genere susceptibilidad. Tenga muy claro que como en un puzzle que usted pueda encajar razonablemente bien, de poco le van a servir las partes. Es realmente un arte, con todo lo que eso significa…

Continúa leyendo ¿Tiene importancia la línea de tendencia?

La línea de tendencia, madame de la aberración

En anteriores posts he establecido las ideas necesarias para comprender qué es una tendencia, con sus tipos, clases y características. A partir de ello se extenderá todo, pero de momento vamos a quedarnos con eso que lleva a tantos “analistas técnicos” a la mayor de las aberraciones: la línea de tendencia o directriz. Confundir tal cosa con una tendencia se ve todos los días, y sí, es una aberración.

Continúa leyendo La línea de tendencia, madame de la aberración

¡Deja de inventarte tus stops!

Popper afirmaba que si alguien proponía una teoría científica debía ser capaz de responder como Einstain a la pregunta:¿Bajo que condiciones debería admitir que mi teoría es insostenible? Dicho de otro modo ¿Qué hechos concebibles aceptaría como confutación o falsificación de mi teoría?. Para invertir debiéramos considerar absolutamente necesario tener un criterio de falsificabilidad, establecido exante, como primera norma a la hora de establecer hipótesis de trabajo. Por tanto y a mi juicio, buena parte de la tarea a la que está dedicada un análisis debe consistir en la búsqueda de aquellos los elementos que lo advertirán potencialmente fallido. No tratamos tanto de saber dónde estamos como, sobre todo, de saber dónde no.

Continúa leyendo ¡Deja de inventarte tus stops!

En torno a esto gira todo: la tendencia

¡La tendencia es el gran ausente en la mayoría de los libros de chartismo! Y es simple y llanamente a partir de la ésta de la que se derivará la existencia de todo el compendio de pautas que vemos cada día en los gráficos. Curiosamente, somos introducidas a éstas como si de apariciones marianas se tratase. Y de ahí, el estúpido halo de esoterismo que envuelve al análisis técnico en general y al chartismo en particular. Continúa leyendo En torno a esto gira todo: la tendencia

Empecemos a recorrer el camino de la tendencia

El cuerpo teórico del análisis técnico es amplio en oriente y occidente, pudiéndose dividir a uno y otro lado en dos grandes ramas: cuantitativo y chartista. En este blog, como hago en mi labor diaria, la pretensión es eminentemente chartista; pero con un enfoque que considero eminentemente escéptico al tiempo que mejor que el que suele practicarse. Al menos mejor que el que me dieron a mí, y que es el que frecuentemente constato comparte la inmensa mayoría de la gente que se acerca a esto tanto de forma profesional como de forma amateur. Continúa leyendo Empecemos a recorrer el camino de la tendencia

Hueco aquí, hueco allá, estírate, estírate…

Un gap, o hueco, es un área de gráfico donde no ha producido ninguna transacción en la sesión en la que se despliega. O sea, en un gap alcista la apertura de una nueva barra del gráfico se produce por encima del cierre del día anterior, mientras que en un hueco bajista la apertura se produce por debajo de la del día previo. Y dicho así, tenemos huecos casi todos los días. Ciertamente. Los huecos son un factor determinante en la construcción del cuerpo de conocimiento de las velas japonesas. Continúa leyendo Hueco aquí, hueco allá, estírate, estírate…