El camino del acontecimiento más probable (y 2)

Hagamos un inciso en este post cuya primera parte os dejé hace un par de días y viajemos por un momento a la antigua Grecia. A la Atenas donde pasó mucho tiempo Aristóteles, en el siglo IV AC. Una época de democracia y leyes, prominentemente oral, donde los argumentos resultaban capitales para el progreso de las ideas. Esto fue así en parte por la naturaleza de su sistema político, donde las decisiones sobre asuntos públicos o litigios privados las tomaban grupos humanos cuya opinión debía decantarse de un lado u otro, luego donde la justicia era administrada a la luz de las convicciones de magistrados a los que había que convencer para que dictaran sentencia.

Continúa leyendo El camino del acontecimiento más probable (y 2)

Sobrevivir es lo primero: reflexibilidad y falibilidad

Establecer bases de pensamiento antes de enfrentarnos al mercado me parece indispensable si queremos reforzar nuestra capacidad para enfrentarnos a algo que cambia rápido y va a moverse, frecuentemente, contra nuestras ideas, pensamiento e intereses. Sobrevivir es lo primero. Por eso he empezado a introducir las ideas de Soros la semana pasada en un artículo sobre la reflexibilidad. Soros la define considerando que nuestro pensamiento influye activamente en los hechos en que participamos y sobre los cuales meditamos. Esto supone que debe considerarse la existencia diferenciada de una realidad y de una percepción de dicha realidad; luego existe una divergencia entre éstas expresada como sesgo de los actores pensantes.

Continúa leyendo Sobrevivir es lo primero: reflexibilidad y falibilidad