¿Qué hacemos entonces con la línea de tendencia?

Empecé este blog confesándome un disidente, haciendo rápidamente acopio de muchas ideas filosóficas que nos deben llevar a dudar tanto del conocimiento humano en general como el de la ciencia económica en particular, así que no debería extrañar que mantenga una actitud escéptica con ideas supuestamente muy técnicas y ampliamente asentadas en el habitual uso de los gráficos. Las herramientas están ahí para ser usadas, pero siempre desde una actitud crítica, guardándonos tanto de la sinrazón como de la razón. Después de haberme cargado el uso de gráficos no ajustados, le tocaba a la madame de la aberración. Pese a todo, las directrices son herramientas valiosas, y aunque no permiten tomar decisiones directamente si deben tenerse en cuenta porque advierten sobre posibilidades de desarrollo del precio. Continúa leyendo ¿Qué hacemos entonces con la línea de tendencia?

Anuncios

La línea de tendencia, madame de la aberración

En anteriores posts he establecido las ideas necesarias para comprender qué es una tendencia, con sus tipos, clases y características. A partir de ello se extenderá todo, pero de momento vamos a quedarnos con eso que lleva a tantos “analistas técnicos” a la mayor de las aberraciones: la línea de tendencia o directriz. Confundir tal cosa con una tendencia se ve todos los días, y sí, es una aberración.

Continúa leyendo La línea de tendencia, madame de la aberración