El representante legal de elEconomista mintió en los juzgados

Aunque he hablado largo y tendido sobre cómo Editorial Ecoprensa, la empresa que se pasaba por el forro sus principios liberales, abusó de un proveedor y de este servidor, el objeto de este blog no es ese. Ni tampoco lo es retratar al desalmado de Carlos Iburo o al mediocre de Joan Cabrero.

El objetivo de estos posts es hacerte entender la clase de terreno que pisas cuando haces negocios en España. Y no te salvan de ello buenos contratos, porque la batalla en los juzgados es desigual en tanto en cuanto que los malos se sirven de los pocos medios con que se dota a nuestra justicia. Aquí nos importan más las subvenciones… Continúa leyendo El representante legal de elEconomista mintió en los juzgados

Anuncios

Así se saltan la LOPD elEconomista y sus chiringuiteros

En un viejo episodio de esta saga, que espero te sirva para manejar mejor que yo en tus relaciones con socios y clientes clave, te conté el enamoramiento al que sucumbió Carlos Iburo, por entonces consejero delegado de Ágora. El pequeñín de la casa se nos enamoró de un futuro en el que yo debía ser puesto de rodillas, donde parte de los ingresos clave vendrían de un “analista” del que decía no fiarse, al que consideraba un traidor y que parece haber dejado en cueros a más de uno últimamente. Lo mejor del sueño era que gracias a elEconomista, este gigante de las finanzas iba a tener acceso a muchos clientes. Sin permiso de los mismos, claro…    Continúa leyendo Así se saltan la LOPD elEconomista y sus chiringuiteros

Cuando el Rey afeó la conducta del capo de elEconomista

Con lo que ya he venido contando, creo que queda claro que a Editorial Ecoprensa le importó un pimiento que una mayor operativa pueda perjudicar a los clientes que habían estado pagando por el servicio durante años; muchos de ellos desde Bolságora largo tiempo antes de la creación de Ecotrader. Además, parece ser que les pareció siempre -hasta que dieron otra versión ante el juez- lógico considerarlo un argumento para justificar una rescisión (sin indemnizar al que impedía al peligroso Joan Cabrero tales cosas) según lo pactado. Un ejemplo de lo caras que pueden salirte las convicciones éticas, pequeño emprendedor…

Continúa leyendo Cuando el Rey afeó la conducta del capo de elEconomista

Paseando con butroneros por el juzgado

 

Te introducía en mi anterior post algo que te puede sorprender si un día te matan tus socios: que acabes siendo tú el primero que recibe una citación judicial dentro de la guerra brutal de tribunales que se va a producir si no dejas que te arrollen por delante y por detrás. En mi caso, fue el pequeñín de la casa el que dio el golpe -tras haberme advertido con acabar de hundir la empresa si no hacía lo que elEconomista y él querían, cosa que a mí me sonó a extorsión-,  denunciando falsamente a la empresa de la que era socio fundador y primer ejecutivo. Continúa leyendo Paseando con butroneros por el juzgado

Tus socios te matarán y, si no tragas, al juzgado te llevarán

Estimado emprendedor, lo más divertido del periplo judicial que te espera si buscas justicia cuando te destrocen la empresa -sea con la ayuda de los ya condenados “señores” de elEconomista u otros de semejante calaña-, es que allí donde esperas que te resarzan de las traiciones, las mentiras, la corrupción y los perjuicios será donde volverán a perjudicarte por tener la osadía de no poner la otra mejilla tras haber puesto el trasero. Continúa leyendo Tus socios te matarán y, si no tragas, al juzgado te llevarán

Cliente de Ecotrader: así es como funciona tu malicioso “consejero”

Para hacer las cosas con prudencia, toda la que permite algo tan grave como lo que vengo denunciando, me tomé más de un año para empezar a exponer lo que resumí en traición, mentiras y corrupción en elEconomista. Han pasado muchos meses desde que empecé a revelar información sobre lo acontecido en elEconomista, y lo cierto es que tengo aún muchas hojas que publicar en relación a los hechos que denuncié… Continúa leyendo Cliente de Ecotrader: así es como funciona tu malicioso “consejero”

Morirse de la risa en un juzgado, es fácil con elEconomista

Cuando alguien te quiere machacar y se cree impune no conoce límites. Desde mi salida de elEconomista he tenido que soportar de todo, eso sí: siempre sin testigos y por la espalda. Sólo Amador Ayora tuvo el valor de cruzar un día unos tuits acusándome de insultar haciendo uso de las redes.  Hay que tener jeta… Va por ti, “director”. Continúa leyendo Morirse de la risa en un juzgado, es fácil con elEconomista