Paseando con butroneros por el juzgado

 

Te introducía en mi anterior post algo que te puede sorprender si un día te matan tus socios: que acabes siendo tú el primero que recibe una citación judicial dentro de la guerra brutal de tribunales que se va a producir si no dejas que te arrollen por delante y por detrás. En mi caso, fue el pequeñín de la casa el que dio el golpe -tras haberme advertido con acabar de hundir la empresa si no hacía lo que elEconomista y él querían, cosa que a mí me sonó a extorsión-,  denunciando falsamente a la empresa de la que era socio fundador y primer ejecutivo. Continúa leyendo Paseando con butroneros por el juzgado

Anuncios

Y elEconomista se rió del juez…

La peligrosa actitud social de los directivos de Editorial Ecoprensa llegó al troleo de lo más sagrado que pudiera tener un liberal: un contrato. Siendo fuerte podría considerarse una cuestión de interpretación por una mente cándida… Lo que lo hace ya execrable es comprobar cómo ante el juez nuestros amigos de la Ecojungla se contradijeron, creo que podría decir incluso que parecería que mintieron si hacerlo y decirlo no fuera un delito. Continúa leyendo Y elEconomista se rió del juez…

¿Traficó elEconomista con tus datos para intentar comprarme?

¿Preparado para otro post sobre los grandes éxitos de la Ecojungla? Porque llega la hora de ocuparse de algo que enuncié en un primer momento pero que ha tenido que esperar. No quería hacerlo antes de presentar la pertinente denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos. Vamos con ello… Continúa leyendo ¿Traficó elEconomista con tus datos para intentar comprarme?

Cuidado con los listillos, emprendedor

Como te introduje en mi anterior post, salí rumbo a Madrid en silencio aunque sin perder un minuto. Sólo pensaba en cómo cazar al par de corruptos que controlaban el consejo de administración de mi empresa y poner lo máximo posible a salvo. Había quedado ya con el consejero delegado por la tarde del día siguiente, en Zaragoza, así que tenía una oportunidad de pillarle desprevenido ahora que se sentía el amo del calabozo.  Continúa leyendo Cuidado con los listillos, emprendedor

Los que te intentan matar (tus socios), después te van a demandar

He introducido algunos fragmentos de las grabaciones que realicé, y que ponen sobre la mesa la forma camorresca con la que se terminó conmigo desde elEconomista. Y cómo mis socios trabajaron en su favor y contra los intereses que debían defender como consejeros de Ágora, como si yo fuera ya carroña. Pero cuando matas a alguien hay que asegurarse de que no respira y, sobre todo, de que no va a levantarse. Vamos con un post de aquellos días de película, que de emociones también se ha tratado siempre… Continúa leyendo Los que te intentan matar (tus socios), después te van a demandar

Cabrerín, arruinando clientes con el `Brexit´desde elEconomista

Hasta que cayó en mis manos la operativa de Mr.K. me resistía a pensar que Cabrero, después de tantos años a mi lado, pudiera ser tan ignorante como para sostener sin que nadie lo empujase que dos más dos son ocho en base diez. Hoy ya lo acepto. Hace un tremendo equipo con Editorial Ecoprensa y sus trolas…

Continúa leyendo Cabrerín, arruinando clientes con el `Brexit´desde elEconomista

La sentencia judicial que mata la credibilidad de elEconomista

Puede que ya me hayas escuchado hablando del tema en Capital Radio, o que hayas leído ya la noticia: un juzgado ha CONDENADO A EDITORIAL ECOPRENSA S.A. a pagar. Pero este blog va a seguir prestando poca atención a las cifras. Esta “guerra” tenía como objetivo limpiar mi nombre y el de mi compañía de las vejaciones públicas y privadas a las que, frente a mis clientes y/o compañeros de profesión, he sido sometido tanto por los directivos de elEconomista como por los exdirectivos de Ágora que se aliaron con ella para dar un golpe de Estado. Goliath y sus esclavos, que presumían por ahí de que Ágora sería machacada en los juzgados, han perdido frente a David. Te invito a visualizar los detalles de una sentencia no deja lugar a la duda y nos pone a todos en nuestro sitio… Continúa leyendo La sentencia judicial que mata la credibilidad de elEconomista