El camino del acontecimiento más probable (y 2)

Hagamos un inciso en este post cuya primera parte os dejé hace un par de días y viajemos por un momento a la antigua Grecia. A la Atenas donde pasó mucho tiempo Aristóteles, en el siglo IV AC. Una época de democracia y leyes, prominentemente oral, donde los argumentos resultaban capitales para el progreso de las ideas. Esto fue así en parte por la naturaleza de su sistema político, donde las decisiones sobre asuntos públicos o litigios privados las tomaban grupos humanos cuya opinión debía decantarse de un lado u otro, luego donde la justicia era administrada a la luz de las convicciones de magistrados a los que había que convencer para que dictaran sentencia.

Continúa leyendo El camino del acontecimiento más probable (y 2)

Anuncios

El camino del acontecimiento más probable

Quizá hasta ahora todo este conjunto de posts te esté resultado un poco nebuloso, pero te ruego que sigas teniendo paciencia. Un individuo inteligente no especula para divertirse. Y establecer un modo de operar requiere una forma de pensar porque necesitamos consistencia. Consistencia en entornos de incertidumbre, lo que se logra con un don de los dioses -hay gente que nace con ello- o preparando a la mente para enfrentarse a ésta. Sentar unas bases “ideológicas”, si me permites la palabra, reforzará algo de lo que hablamos en su momento: tu actitud en el mercado.

Continúa leyendo El camino del acontecimiento más probable

La bolsa es la vida. Es actitud.

La filosofía ha pretendido siempre, entre otras cosas pero por encima de todo, ser un medio para conseguir mejorar la manera de vivir del hombre, proponiendo por lo general el razonar como modo de conseguirlo. Tal vez eso, razonar nuestros criterios, es algo que he echado en falta siempre en los textos de análisis técnico.

Continúa leyendo La bolsa es la vida. Es actitud.