Judas Cabrero: mintiendo locamente en el juzgado para elEconomista

Una persona se define por sus actos. He procurado contarles quién es Juan Cabrero: sus recientes tropelías como asesor, las más antiguas como socio, y sí, también algunas que reflejan la indeseable persona que es. Cuando uno es personaje público, cuando uno se gana la vida poniendo su careto en un medio de comunicación que pretende decirte qué debes hacer con tu dinero, tienes que ser honrado además de parecerlo. Claro que si trabajas para quien tiene principios gruoxomarxistas, cualquier cosa vale. En cualquier caso, ver a un sujeto como este mintiendo con descaro en un juzgado para beneficiar a los que le levantaron el negocio a su propia empresa sin indemnizarla según lo pactado, es un buen modo de culminar esta historia y de dejar completamente retratado a este grotesco personaje. Continúa leyendo Judas Cabrero: mintiendo locamente en el juzgado para elEconomista

El representante legal de elEconomista mintió en los juzgados

Aunque he hablado largo y tendido sobre cómo Editorial Ecoprensa, la empresa que se pasaba por el forro sus principios liberales, abusó de un proveedor y de este servidor, el objeto de este blog no es ese. Ni tampoco lo es retratar al desalmado de Carlos Iburo o al mediocre de Joan Cabrero.

El objetivo de estos posts es hacerte entender la clase de terreno que pisas cuando haces negocios en España. Y no te salvan de ello buenos contratos, porque la batalla en los juzgados es desigual en tanto en cuanto que los malos se sirven de los pocos medios con que se dota a nuestra justicia. Aquí nos importan más las subvenciones… Continúa leyendo El representante legal de elEconomista mintió en los juzgados

Y elEconomista se rió del juez…

La peligrosa actitud social de los directivos de Editorial Ecoprensa llegó al troleo de lo más sagrado que pudiera tener un liberal: un contrato. Siendo fuerte podría considerarse una cuestión de interpretación por una mente cándida… Lo que lo hace ya execrable es comprobar cómo ante el juez nuestros amigos de la Ecojungla se contradijeron, creo que podría decir incluso que parecería que mintieron si hacerlo y decirlo no fuera un delito. Continúa leyendo Y elEconomista se rió del juez…

Parece que elEconomista usa tus datos para matar…

Si aún te parece imposible que lo que has escuchado, sobre cómo tenían pensado Iburo y elEconomista saltarse la ley, si consideras que tal vez no todo se debió a un problema de comunicación, entonces creo que merece la pena que te lo certifique… Continúa leyendo Parece que elEconomista usa tus datos para matar…

¿Traficó elEconomista con tus datos para intentar comprarme?

¿Preparado para otro post sobre los grandes éxitos de la Ecojungla? Porque llega la hora de ocuparse de algo que enuncié en un primer momento pero que ha tenido que esperar. No quería hacerlo antes de presentar la pertinente denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos. Vamos con ello… Continúa leyendo ¿Traficó elEconomista con tus datos para intentar comprarme?

La sentencia judicial que mata la credibilidad de elEconomista

Puede que ya me hayas escuchado hablando del tema en Capital Radio, o que hayas leído ya la noticia: un juzgado ha CONDENADO A EDITORIAL ECOPRENSA S.A. a pagar. Pero este blog va a seguir prestando poca atención a las cifras. Esta “guerra” tenía como objetivo limpiar mi nombre y el de mi compañía de las vejaciones públicas y privadas a las que, frente a mis clientes y/o compañeros de profesión, he sido sometido tanto por los directivos de elEconomista como por los exdirectivos de Ágora que se aliaron con ella para dar un golpe de Estado. Goliath y sus esclavos, que presumían por ahí de que Ágora sería machacada en los juzgados, han perdido frente a David. Te invito a visualizar los detalles de una sentencia no deja lugar a la duda y nos pone a todos en nuestro sitio… Continúa leyendo La sentencia judicial que mata la credibilidad de elEconomista

Suscriptor: Cabrero y elEconomista te toman el pelo con la herramienta Ecotrader

Tengo la costumbre de ofrecer prueba de lo que cuento, porque hay gente que cree que todo esto es una especie de berrinche. Es mucho más que eso como expliqué en el primer post de la serie. Creo que la higiene del patio por el que todos transitamos es una responsabilidad de cada uno de nosotros, y que para un emprendedor lo que sucedió con Ágora encierra enseñanzas… Continúa leyendo Suscriptor: Cabrero y elEconomista te toman el pelo con la herramienta Ecotrader

Si tus socios van a por tu culo no te enfades… ¡Sólo quieren el dinero!

Hoy voy a contarte más cositas con morbo, una segunda parte del post sobre aquellos días de cuchillos largos  que publiqué antes de las vacaciones del pasado agosto… La salsita de lo que ya conoces, algunos de los pormenores que envolvieron la operación de mi derribo. Emocionalmente, sin tapujos…

Continúa leyendo Si tus socios van a por tu culo no te enfades… ¡Sólo quieren el dinero!

elEconomista, entre el esperpento y el disparate judicial

Hoy, el protagonista de este nuevo capítulo de mi historia como emprendedor centrada en las traiciones recibidas por parte de mis socios al calor de las órdenes de elEconomista -en el chanchullo que montaron para repartirse Ecotrader-, es el mismísimo Juan González. Consejero por entonces y hoy miembro del comité directivo, que parece haberse centrado en dicha “herramienta de inversión” pensando en el retiro. Continúa leyendo elEconomista, entre el esperpento y el disparate judicial

Por sus frutos les conoceréis: elEconomista contra la libre iniciativa

Vengo denunciando que elEconomista es capaz de pasarse por el arco del triunfo todos sus principios para incumplir lo más sagrado que los liberales conocemos: un contrato. Uno a uno, foto a foto, pienso dejarlo claro sin lugar a la duda porque ya está bien de reírse de todos nosotros… Se petaron el que versa sobre Presiones e información, el que trata sobre Mercado de valores, sobre Economía de Mercado, sobre Empresas privadas, sobre Buen gobierno, sobre Libertad de Expresión, y, por supuesto, el primero de todos: el que habla sobre la libre iniciativa de los ciudadanos… Los otros tres de su decálogo hacen referencia a mujeres, sindicatos y el Estado, de tal modo modo que me los perdonaron. ¡Vamos con el último!

Continúa leyendo Por sus frutos les conoceréis: elEconomista contra la libre iniciativa