Primero insultan, luego se ríen de la justicia. Con todos ustedes: elEconomista

Los liberales no deberían incumplir lo que firman. Menos aún permitirse el insulto como camino para no pagar. En elEconomista, se han atrevido incluso a hacer llegar al juzgado el burofax con el que quise advertir a su cúpula -que quizá lo ignoraba- de que en su empresa se podrían estar cometiendo, además, irregularidades relacionadas con la gestión encubierta y el uso irregular de los datos de los clientes. Todo apunta a ello en los correos electrónicos que empezaré a compartir pronto con vosotros. Muy pronto.

Continúa leyendo Primero insultan, luego se ríen de la justicia. Con todos ustedes: elEconomista

Por sus frutos les conoceréis: elEconomista contra la libre iniciativa

Vengo denunciando que elEconomista es capaz de pasarse por el arco del triunfo todos sus principios para incumplir lo más sagrado que los liberales conocemos: un contrato. Uno a uno, foto a foto, pienso dejarlo claro sin lugar a la duda porque ya está bien de reírse de todos nosotros… Se petaron el que versa sobre Presiones e información, el que trata sobre Mercado de valores, sobre Economía de Mercado, sobre Empresas privadas, sobre Buen gobierno, sobre Libertad de Expresión, y, por supuesto, el primero de todos: el que habla sobre la libre iniciativa de los ciudadanos… Los otros tres de su decálogo hacen referencia a mujeres, sindicatos y el Estado, de tal modo modo que me los perdonaron. ¡Vamos con el último!

Continúa leyendo Por sus frutos les conoceréis: elEconomista contra la libre iniciativa