Desmontando a elEconomista en Gestiona Radio, tras su condena judicial

Tengo pendientes muchas cosas, siendo una de las más urgentes la que consiste en hablaros detenidamente de la sentencia judicial por la que elEconomista ha sido condenado por incumplimiento contractual, y que establece que procede indemnizar económicamente a Ágora. Lamentablemente, lo noticiable en este país, el gran escándalo que vengo denunciando es lo que no ha sido ni será noticia aunque es lo que fundamenta la aventura que hay detrás de la parte dedicada al emprendimiento de este blog. Pero antes debo cumplir con Don Carlos Ladero…
Continúa leyendo Desmontando a elEconomista en Gestiona Radio, tras su condena judicial

Anuncios

Sócrates también habría combatido a los lacayos de elEconomista

Ha habido algunas reacciones duras a mis posts. Lo esperaba. Los textos han sido utilizado en diferentes juicios por parte de sus protagonistas para intentar evitar condenas. Hablé de que aceptaba el coste de todo ello cuando lancé el primer capítulo de esta saga-denuncia sobre el emprendimiento y sus peligros.

Me cuentan que Cabrero se queja amargamente de que los trapos sucios no se lavan así sino en casa… Es la típica expresión del que no tiene interés en que se hable de algo, dicha por el que no habló con socios ni empleados antes de llevar a cabo acciones que espero le sienten algún día en un banquillo por administración desleal y alguna otra cosita. Son cosas que pasan cada día, pero que lo que vengo denunciando haya sido amparado cuando no auspiciado y/o inspirado por elEconomista me parece un sucio y preocupante reflejo de la sociedad en la que vivimos y hacemos negocios; así que siempre he pensado que mi obligación era tirar de la manta si en Ecoprensa no se ponía freno a sus adláteres… Sócrates también lo hubiera hecho.

Continúa leyendo Sócrates también habría combatido a los lacayos de elEconomista

Por sus frutos les conoceréis: elEconomista contra la libre iniciativa

Vengo denunciando que elEconomista es capaz de pasarse por el arco del triunfo todos sus principios para incumplir lo más sagrado que los liberales conocemos: un contrato. Uno a uno, foto a foto, pienso dejarlo claro sin lugar a la duda porque ya está bien de reírse de todos nosotros… Se petaron el que versa sobre Presiones e información, el que trata sobre Mercado de valores, sobre Economía de Mercado, sobre Empresas privadas, sobre Buen gobierno, sobre Libertad de Expresión, y, por supuesto, el primero de todos: el que habla sobre la libre iniciativa de los ciudadanos… Los otros tres de su decálogo hacen referencia a mujeres, sindicatos y el Estado, de tal modo modo que me los perdonaron. ¡Vamos con el último!

Continúa leyendo Por sus frutos les conoceréis: elEconomista contra la libre iniciativa

elEconomista, enemigo de la libertad de expresión

Lo que sucedió en aquellos días de 2014 en esta mi Odisea, es digno de un thriller. Si hubiera un muerto, tendríamos película: presiones, mentiras, traición a los compromisos, grabaciones… Pero hoy quiero volver a lo que es realmente grave para todos nosotros como sociedad: el atentado de los ejecutivos de elEconomista a lo que dicen defender… ¿Qué nos queda sin una prensa moralmente saludable y crítica? ¿Cómo se puede ser tal cosa sin coherencia entre las acciones los propios principios? Continúa leyendo elEconomista, enemigo de la libertad de expresión

Las grabaciones que deberían avergonzar a elEconomista

Condenaba en mi anterior post una nueva traición de elEconomista a sus principios fundacionales. Lo reforzaba valiéndome de unas declaraciones de su presidente y fundador en las que reclama a su periódico coherencia con los mismos… Cuando me dicen que estos posts resultan repetitivos no lo entiendo, pues ser ladrón, asesino y blasfemo contraviene tres mandamientos diferentes y todos ellos son pecados que merecen juicio, sentencia y llegado el caso penitencia. Mi antigua casa contravino siete de los suyos para no pagarme lo pactado por quedarse mis clientes, y no sólo me toca denunciarlo sino hacerlo profusamente y con pruebas para que nadie me considere un frívolo o me acuse de calumnias.  Continúa leyendo Las grabaciones que deberían avergonzar a elEconomista

Así se rie elEconomista de mí, de ti, y de todos los liberales

Acabado agosto, que hasta la gente que va por la vida con traición, mentiras y corrupción tiene derecho a un descanso, continúo con mi denuncia del ejemplo más claro que conozco del cáncer social que padecemos. Lo considero mi obligación, el único modo de combatirlo.

10 son los principios supuestamente liberales de los que presume elEconomista en su web corporativa. Hasta siete fueron pisoteados para rescindir a mi compañía sin pagarle lo pactado en libre contrato mercantil como quedará clarificado al final de esta serie de posts dedicadas a sus pecados capitales… Vamos con otro episodio de este escándalo cometido por los ejecutivos de una casa que además se atreve a dar lecciones a políticos, jueces y sociedad civil todos los días… Continúa leyendo Así se rie elEconomista de mí, de ti, y de todos los liberales

Tus socios te la van a meter doblada

Leyendo mi último post, querido emprendedor, quizá te quedaste con la duda sobre si todo que estoy denunciando sobre la falta de principios de elEconomista va mucho más allá y es presuntamente ilegal además de inmoral. En los juzgados está, y no sólo por cuestiones mercantiles… Continúa leyendo Tus socios te la van a meter doblada