Sobrevivir es lo primero: reflexibilidad y falibilidad

Establecer bases de pensamiento antes de enfrentarnos al mercado me parece indispensable si queremos reforzar nuestra capacidad para enfrentarnos a algo que cambia rápido y va a moverse, frecuentemente, contra nuestras ideas, pensamiento e intereses. Sobrevivir es lo primero. Por eso he empezado a introducir las ideas de Soros la semana pasada en un artículo sobre la reflexibilidad. Soros la define considerando que nuestro pensamiento influye activamente en los hechos en que participamos y sobre los cuales meditamos. Esto supone que debe considerarse la existencia diferenciada de una realidad y de una percepción de dicha realidad; luego existe una divergencia entre éstas expresada como sesgo de los actores pensantes.

Continúa leyendo Sobrevivir es lo primero: reflexibilidad y falibilidad