Como no puedo ser Soros, soy analista técnico

Le hablaba recientemente de la reflexibilidad y de cómo Soros, el padre de la criatura, la contrapone a la posición adoptada por la economía convencional. Y cuando se pregunta cómo puede ser que algo casi obvio sea pasado por alto de una manera tan incomprensible no tiene inconveniente alguno en hablar de intereses de grupo. Supongo que usted ha visto “Inside job”… Si no es así, se la recomiendo fervientemente.

Continúa leyendo Como no puedo ser Soros, soy analista técnico

Anuncios

Sobrevivir es lo primero: reflexibilidad y falibilidad

Establecer bases de pensamiento antes de enfrentarnos al mercado me parece indispensable si queremos reforzar nuestra capacidad para enfrentarnos a algo que cambia rápido y va a moverse, frecuentemente, contra nuestras ideas, pensamiento e intereses. Sobrevivir es lo primero. Por eso he empezado a introducir las ideas de Soros la semana pasada en un artículo sobre la reflexibilidad. Soros la define considerando que nuestro pensamiento influye activamente en los hechos en que participamos y sobre los cuales meditamos. Esto supone que debe considerarse la existencia diferenciada de una realidad y de una percepción de dicha realidad; luego existe una divergencia entre éstas expresada como sesgo de los actores pensantes.

Continúa leyendo Sobrevivir es lo primero: reflexibilidad y falibilidad